JABON POTASICO

El jabón potásico actúa por contacto. Esto significa que cuando el parásito se posa sobre un área donde hayamos puesto el jabón, o si ha quedado cubierto por él, lo que va a ocurrir es que la cutícula que lo protege se reblandecerá provocándole la muerte por asfixia.

Es ideal para combatir y prevenir las plagas más frecuentes como: el pulgón, la mosca blanca, la cochinilla, la araña roja y los trips. Además, también puede servir para combatir hongos como la negrilla ya que lava los residuos de melaza que generan los insectos en las hojas. Aparte, también afecta a los ácaros, con lo cual es ideal para combatir plagas como la araña roja.