top of page

LAVANDA

cuidar-lavanda-maceta-fabiansphotographie.jpg
  • Nombre común o vulgar: Espliego, Lavanda.

  • Tipo: La lavanda es una planta aromática semiarbustiva de casi 1 m de altura.

  • Tallos leñosos, cuadrangulares y retorcidos con brotes verdes de 50 a 70 cm de longitud.

  • Las hojas son largas y estrechas y cubiertas de pelusa.

  • Floración: Sobre todo en verano, llenándose de pequeñas y aromáticas flores de color celeste-lila, agrupadas en espigas de hasta 15 cm de largo.

  • Además, con las flores de lavanda podemos hacer bolsas perfumadas que, colocadas debajo de la almohada, nos ayudan a conciliar el sueño y/o a relajarnos.

  • Ubicación: es fundamental que la planta reciba sol directo al menos durante seis horas diarias.Evitar plantarla junto a arboles que puedan robarle luminosidad.
    Apta para cultivar en maceteros o macetas grandes.

  • Clima: es ideal para ubicaciones costeras, no así para la zona donde recibiría mucha lluvia y poco sol.

  • Suelo: prefieren los suelos calcáreos, más bien arenosos y secos. 
    Además debe contar con un buen drenaje. Para ello, lo ideal es que le procuremos un suelo arenoso (que facilite la evacuación de agua, evitando que haya cualquier rastro de humedad). 

  • En suelos demasiado fértiles su follaje crece de manera abundante, pero no da la fragancia esperada.

  • Riego: Dado su carácter rústico, en la naturaleza la Lavanda soporta incluso las épocas de ausencia de agua
    en terrenos muy húmedos su crecimiento es pobre y puede sufrir pudriciones en las raíces.

  • Poda: Es fundamental podarla para estimular el crecimiento de nuevas ramas y la floración.
    cuando la lavanda haya terminado de florecer (a finales de agosto), debemos realizar una poda enérgica, de aproximadamente 20 cm.

    Las plantas crecen desde finales de verano y un corte de estas características ayuda a que mantengan el buen aspecto a lo largo de todo el invierno.
    Para que mantenga una silueta redondeada, es aconsejable podarla una vez al año.

  • Enfermedades: Es importante que la reguemos evitando siempre mojar sus ramas y flores, para evitar que proliferen hongos. 
    La pudrición de las raíces se manifiesta con mayor frecuencia cuando la lavanda es sembrada en terrenos con un drenaje pobre, donde se suele estancar el agua y es provocada por hongos del suelo.

  • Propiedades: La lavanda es una hierba muy tranquilizante, que relaja el sistema nervioso y disminuye los niveles de cortisol (hormona del estrés) en el cuerpo.

  • Piel: Por sus propiedades antisépticas y astringentes se utiliza en cremas y productos que ayudan a mejorar diferentes afecciones de la piel como las picadoras, las quemaduras, los eccemas, las heridas.

  • Entre sus propiedades medicinales se le conoce por sus efectos como sedante, diurético, hipotensor, antiséptico, cicatrizante, antireumático, antiinflamatorio, entre otros.

  • Esta planta no es atacada por insectos.

  • Multiplicación: Se puede reproducirla desde su propia semilla, pero es más fácil hacerlo por esqueje. Dan mejores resultados si se arrancan con un "talón" de la madera vieja.

bottom of page